10 de julio de 2011

Ecuador: influencia política en exportaciones

Ecuador, nuestro país, tan pequeño en comparación con China, pero tan diverso que no tenemos comparación. Somos diversos en cultura, en etnias, en gustos musicales, en equipos de fútbol (aunque el clamor del 50% sea del BSC), en inclinación política, en religiones y hasta en tipos de rana por hectárea.

Así como la diversidad natural nos hace tan conocidos, la diversidad de pensamiento nos mantiene hundidos. Cada quien rema para su lado y, a pesar de que todas las opiniones son válidas, nadie quiere trabajar para sinergizar todos los pensamientos en una corriente que nos lleve al progreso.

Lo mismo pasa con nuestra economía y, al hablar de economía, de nuestras exportaciones. Que sus estadísticas no son más que petróleo y banano. El resto es puro relleno estadístico.
¿Por qué? Pregúnteselo a quienes piensan con los pies. Quienes lastimosamente han gobernado nuestro país en los últimos... ¿Toda nuestra vida?

Si bien el artículo se dispone a hablar sobre las exportaciones de Ecuador, el gráfico adjunto nos permite inferir que las exportaciones están muy apegadas al estilo de Gobierno político en el país.
Nuestra historia exportadora está marcada en la mediocridad, caminando a paso lento, para nada seguro. Y, en los pocos picos altos que se observan, se puede explicar en pocas palabras.

Existe un crecimiento entre los años 1972 y 1974 debido al auge petrolero de la época, que trepó nuestro techo económico en una altura inimaginable años atrás; llegamos a ser "el nuevo rico", pero el dinero no lo es todo, si no lo sabes manejar nos lleva al caos.

Ya es sabido que nos llaman el país con mayor diversidad por metro cuadrado del mundo. Deberían incluir también el pensamiento entre dichos criterios de medición.

El otro pico alto que tiene el Ecuador post-petróleo es en la época que nos dirigió León Febres-Cordero, lastimosamente sus problemas dictatoriales, atropello a los derechos humanos, entre otros, ensuciaron su gran manejo económico, su crecimiento brutal de exportaciones y el auge económico más importante que vivió el país luego de la apertura de los pozos petrolíferos.

De ahí en adelante hubo otro crecimiento en la temporada de Sixto Durán Ballén, creciendo medianamente respecto a años anteriores. Pero luego llegó nuestro estancamiento.

Ecuador ha sido presa de sus propios cambios políticos; la mala elección de gobernantes nos ha tenido sumisos en un bajo crecimiento económico y, con el desempeño de nuestro presidente actual, nos deja más clara la película sobre economía y exportaciones.

Ecuador venía experimentando un crecimiento sostenido desde 2003 hasta 2006, ya en 2007, cuando Rafael Correa asumió la presidencia, las exportaciones crecieron a un nivel mucho menor y se mantuvieron en 2008 y 2009 (a pesar que en 2008 hubo un auge en el precio del petróleo), hasta que en 2010 las exportaciones experimentaron un cambio negativo.

¿La inclinación política de sus gobernantes podrían tener incidencia en las exportaciones de un país? ¡Claro que sí! En América Latina (Salvo Chile) sí. Si se es de izquierda se prioriza la "inversión social", si se es de derecha se prioriza en el desarrollo económico. No es bueno tomar favoritismo por un bando u otro, pero, aunque las brechas entre ricos y pobres crecieron, con la derecha hemos tenido mayor desarrollo que con la izquierda.

Partidario de ninguno soy, pero no veo mejor manera de salir de la mediocridad y la pobreza que la PRODUCCIÓN. Se puede ser de izquierda y tener un brillante desempeño económico, como Michelle Bachelet; y también se puede ser de derecha y tener un pésimo manejo económico.

Ecuador es un país que nunca se ha preocupado por la producción nacional y su masificación en el mundo. En los últimos años hemos experimentado los más grandes disparates económicos: cerrándole las puertas a los productos extranjeros para "consumir lo nuestro", cerrarnos las puertas de otros países para exportar nuestros bienes, aliarnos con países que no fomentan nuestra producción, dedicarnos a malgastar el dinero en campañas estatales que no ayudan a nadie. Todo al revés; ni un acuerdo bilateral con un país de primer mundo que nos permita entrar con 0% de arancel, ningún incetivo de impuestos a las nuevas empresas exportadoras, ayudas comerciales para las empresas que industrialicen sus procesos, nada. Las mayor ayuda proviene de la empresa privada y sus agremiados.

Con esta cruda imagen podemos deducir que el comportamiento político influye muchísimo en la economía y exportaciones de un país. Un país que no piensa como país sino como "personas" no puede avanzar; la economía es el fiel reflejo de la conjunción de factores y valores de un país.
Pienso que el fomento a la producción es la clave para salir de la pobreza, no el hurto a los ricos para darle migajas a los pobres.

Es cierto que Ecuador no posee la infraestructura necesaria para competir con países de primer mundo, pero, ¿Qué estamos haciendo para que eso cambie? ¿Existe acaso una motivación extra para invertir en nuestros sueños, o estamos esperanzados a que China nos regale el dinero?

Ojo, no es sólo trabajo de nuestros gobernantes. Un país no es sólo de quien lo gobierna sino también de quiénes se dejan gobernar. 

Y tú, ¿qué haces por tu país?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Loading...
 

¡Vivir para emprender! Design by Insight © 2009