11 de septiembre de 2011

¿Cómo empezar un negocio?


Antes que nada, el post se fue un poco largo, ¡por favor precaución!

¿Cómo empezar un negocio?

¿Acaso no es la pregunta que todos los emprendedores nos hacemos? Escuchemos bien, la pregunta no es “qué negocio”, “cuánto necesitamos de inversión”, “quiénes serán nuestros empleados” ni tampoco cómo pagaremos la primera planilla de agua.

La pregunta puntual, directa, la verdadera, es “qué hacer primero”. Listo. Sabemos el servicio o producto que deseamos ofrecer, la calidad de empleados que quisiéramos contratar, el porcentaje de utilidad neta sobre ingresos en el 4to año; hasta los adornos a la entrada principal de nuestra empresa. Sabemos el resto de los pasos, menos el primero. Menos el más esencial, el paso que marcará el futuro de nuestra empresa, el que decide si nos lleva lejos o nos deja como el 90% de las empresas ecuatorianas al finalizar el primer año: cierre.


Al preguntársele a los emprendedores que atraviesan el éxito en sus empresas sobre cuál fue el primer paso hacia el éxito, es decir, qué fue lo primero que hicieron para llegar a donde están; justo en ese momento comienza la dificultad. Es verdad, es difícil contarlo hasta para quienes lo han hecho ya.
Les pongo como ejemplo la entrevista (video) que le hicieron a Andrés Moreno, CEO y fundador de OpenEnglish, la primera escuela de inglés online (ya saben, la de las publicidades en TV de “fluidez garantizada”).
Lo entrevistaron en CNN Dinero para que dé testimonio de su última capitalización conseguida en Sillicon Valley, nada menos que 10 millones de dólares para que continuara con su expansión en la región. Al preguntársele sobre cómo hizo para llegar allí y qué fue lo PRIMERO que hizo, no supo responder con claridad la pregunta, divagó con distintas respuestas, hasta que el presentador, percatado de la dificultad de la pregunta para cualquier emprendedor, se la reformuló, a lo que él respondió que lo primordial era tener la idea y comentársela a inversionistas ángeles.
Parece sencillo, es más, debería serlo, pero es muy útil que sepan los emprendedores sin fondos familiares que existen inversionistas ángeles en la disposición de invertir en sus negocios a cambio de ciertos réditos financieros. Les dejo el link de la entrevista de Andrés Moreno en CNN Dinero: http://vimeo.com/24610347.

Pero ¿por qué es tan difícil describirlo?
Si, al fin y al cabo, es algo que ya hicieron; con qué acción comenzaron, a quién buscaron, en quiénes se apoyaron, qué páginas revisaron; son las incógnitas que millones de emprendedores se preguntan antes de emprender, es esto lo que los mantiene frenados, agazapados esperando que las respuestas lleguen del tumbado en el techo o por la ventana del autobús. Si bien es cierto que no hay un manual claro (y explícito) de los pasos a seguir para COMENZAR un emprendimiento, hay que buscar por los retazos de información que nos puedan ayudar.

En vista de que es un problema latente en todos los emprendedores jóvenes, que están rebosantes de dudas, pongo a su disposición cierta información que los puede ayudar a dar el primer paso, estos son los temas en los que más nos preocupamos los emprendedores antes de iniciar:

-          Falta de financiamiento: Las personas que se quejan de este problema me sabrán disculpar, pero esto no me parece un problema (ojo, no tengo recursos tampoco). A lo largo de la historia se han conocido emprendedores cómo Henry Ford, Andrew Carnegie, Bill Gates, John Rockefeller, ninguno de ellos refunfuñó de no poseer dinero, ellos y sus ideales se movieron rápido, se decidieron a ir por algo, a conseguir algo. El financiamiento no es problema cuando las ganas de emprender son más importantes que el dinero.
En el caso de que este sea tu mayor obstáculo, te acerco a un post interesante y concreto:

-          Pereza: Pereza, miedo, falta de ganas, llámalo como quieras. Simplemente, el no hacer nada. Cuéntame, ¿Estás esperando acaso que la empresa se abra sola? Mientras te encuentras en el mueble viendo TV. Es decir, existen muchos emprendedores dormidos, que necesitan un buen bofetón que los levante del letargo en el que la mediocridad los ha inducido. Para mí, este es el principal enemigo de los emprendedores; la gente piensa que del cielo caerá una lista de actividades a realizar para comenzar su emprendimiento, esa lista la tenemos que realizar nosotros mismos, y no mañana: ¡AHORA!
Quizás hace cientos de años podíamos darnos el lujo de esperar todo el tiempo del mundo antes de emprender, pero como está nuestro mundo actual, con la información teletransportándose (ya no volando), no podemos tener tanta “paciencia”; hay que ser cautos, pero no demorar más de lo necesario.
Esto de la pereza es un mal que afecta a gran parte de la humanidad; nadie puede hacerse de sus metas sin la debida motivación, la pereza no es más que falta de motivación. Y para motivarnos hay muchas maneras, yo prefiero las historias de éxito, les dejo unos videos:



El porqué la motivación es tan importante para un emprendedor: http://www.gestiopolis.com/canales/emprendedora/articulos/29/moti.htm


-          Falta de preparación: ¿En serio? ¿Realmente piensas que prepararte académicamente tiene una relación fina con tu éxito empresarial?
Pues bien, te tengo malas noticias. Steve Jobs, Donald Trump y Robert Kiyosaki jamás se graduaron de la Universidad. Recuerdo que escuché una frase interesante una vez: “Dejé la universidad el día en que me di cuenta que ninguno de mis profesores había montado un negocio”, en parte, estoy de acuerdo. Las personas nos motivamos al escuchar las historias de éxito de la boca de quienes las gestaron.
En fin, tener un título académico no te garantiza el éxito financiero, pero sí ayuda. Lo único que garantiza el éxito es tu trabajo. Y, aquí, si tenemos definiciones distintas de trabajo, me quedo con esta: medida del esfuerzo hecho por los seres humanos. Simple. El único factor determinante del éxito es la cantidad de esfuerzo que le apliques.

-          Plan de negocios: Me parece un gran punto para detenerse, de sólo escuchar la palabra “plan” ya me abstengo de pensar en el resto. Pienso que los humanos somos así, si nos pagaran por tomar decisiones apresuradas y sin pensarlas, seríamos felices.
Como no podemos (debemos) caminar por la vida sin ningún ideal, ninguna meta, y si esta es difícil, necesitaremos un plan. Necesitamos definir los pasos a seguir, las prioridades que debemos manejar, los puntos que debemos repasar. Les dejo el link de una web que, personalmente, se lleva mis aplausos: Soy Entrepreneur, de la revista Entrepreneur. He aquí el link sobre los pasos principales (y secuenciales) para manejar tu plan de negocios, http://www.soyentrepreneur.com/haz-un-plan-de-negocios-en-12-semanas.html
Probablemente luego de entrar, no regreses a mi blog pero, de no ser así, tendré más palabras para mantenerte aburrido. Qué más da, si ya llegaste hasta aquí, termina.

-          Equipo de trabajo: Créeme, tener la idea en tu cerebro, desarrollándose mientras miras el techo y pierdes tu mirada con la carretera principal de tu ciudad no necesita de ningún equipo. El equipo lo develarás al momento de iniciar tu idea, si bien necesitas un gran equipo de trabajo para avanzar, eres tú quién los va a contratar. Para tomar la iniciativa de comenzar un negocio no debes preocuparte mucho por esto; una vez arrancado el proyecto sí, ahí debes saber muy bien a quién contratar.
Un tip: para puestos operativos (papeleo) o trabajo estandarizado apela a revisar CV y elegir personas aplicadas en sus estudios, personas responsables que no dejarán de hacer bien su trabajo. Y para puestos de toma de decisiones, manejo de personal y desarrollo de nuevos proyectos contrata gente irreverente, gente creativa, gente que tenga el don de desarrollarse y ser parte fundamental de tu proyecto no por cuánto le pagarías, sino por lo que aprenderían del mismo.

-          Idea: Esto es lo primordial. Personalmente, lo que mueve a un emprendedor contra cualquier pared es su amor por la idea. La extraordinaria fuerza del emprendedor se basa en su amor por lo que hace, en la confianza que le tiene a su idea; así que, generalmente, las ideas de negocios, los productos o servicios que pretenden vender, vienen de la mente de su emprendedor. En todo caso, también existen emprendedores que se manejan con franquicias, con ideas que revisaron en internet. Emprendedor no es el que inventa la idea, sino quién se decide a emprenderla. Un emprendedor que no tenga amor por lo que hace y amor por lo que emprende, es mejor que se dedique a otra cosa.

Les dejo links de ideas de negocios que podrían interesarles:

¿Aún tienes dudas?
Calma, aún queda el psicólogo, ver tv, jugar videojuegos y dejar volar tu imaginación mientras persigues arañas con tu mirada. Pero, al menos, el emprendimiento no es para ti.
Si eso te parece desafiante, vamos ¡Inténtalo! No tienes nada que perder, pero sí mucho por ganar.

¿Deseas libertad financiera? ¿Quisieras poder ir a comer a donde quieras sin tener que preocuparte si te sobra dinero para el bus? Si tienes una idea, por más alocada que sea, por más tonta que parezca, si dentro de tu corazón crees que podría servir ve hacia adelante. Dale forma a tu idea, maquíllala, ponla bonita, preséntala y haz que le caiga bien a todos, especialmente al de la billetera gorda.

Si tienes un sueño ve tras él, si tu único activo es sólo tu idea, ¿Qué otra motivación necesitas? El no tener nada que perder es la motivación de los pobres.

Nunca es tarde y tú estás a tiempo.
El primer paso es DECIDIRTE a darlo.
Yo tampoco me he atrevido a emprender y no es miedo, es pereza. Así que si me disculpan iré a leer este post a ver si me motiva a seguir adelante.

Ahora, para mejorar, dame un feedback o comenta lo que quieras, gustoso estaré de leerte.

¡Saludos!



1 comentarios:

Jossef Cevallos dijo...

Excelente Ramiro me gusto mucho lo que escribiste. La parte interesante para mi es donde describes a la pereza como el mal principal del Emprendedor.
Gracias por compartir este espacio instructivo.

Publicar un comentario

Loading...
 

¡Vivir para emprender! Design by Insight © 2009